Jugando al golf.

Están dos amigos jugando al golf. Uno de ellos se prepara para pegar a la bola con un hierro siete. El tío mira a la bola y al green, a la bola y al green, ajusta un poco las piernas, mira a la bola y al green… Cuando ya esta a punto de tirar, una comitiva fúnebre pasa por una carretera cercana.

Al verlo, el golfista, muy respetuoso, se deja de preparar, se pone tieso, se quita la gorra y mira hacia abajo. Cuando ha pasado la comitiva, el tío se vuelve a poner la gorra y se prepara de nuevo para atizar a la bola. Su amigo, alucinado, le dice:

– Caray, tú, me has dejado impresionado. Ya no se ve gente así. Hay que ver, qué deferencia, qué respeto por los difuntos, que clase tienes.
– Es lo menos que podia hacer despues de 30 años de matrimonio

Autor: Ricardo Vidal López

Mi experiencia está muy centrada en dos sectores: la formación y la seguridad. Para ambas cuestiones el estudio y el análisis son determinantes; el mundo cambia con rapidez y hay que adaptarse a ello. Y la mejor manera de hacerlo es a través de la innovación. Innovar no es sacar cosas de la chistera; innovar es mirar atrás para mejorar delante. Yo echo la mirada atrás a través de la lectura de la historia, de las ciencias sociales en general, de la literatura o el cine, y de casi cualquier otra cosa que mueva mi curiosidad. Es complicado establecer narrativas futuras cuando se ignora qué significa narrativa y aún peor cuando se desconoce la narrativa en la que cada cual anda inmerso: no se puede construir sin cimientos.