Ramón Gómez de la Serna: “Era tan…”.

Ramón Gómez de la Serna: “Era tan moral que perseguía las conjunciones copulativas”.