Pedro Calderón de la Barca: “¡Qué pocas veces…!”.

“¡Qué pocas veces el hado,
que dice desdichas, miente,
pues es tan cierto en los males
cuanto dudoso en los bienes!”.

La vida es sueño.