Albert Camus: “Mire usted, me hablaron de…”.

“Mire usted, me hablaron de un hombre cuyo amigo estaba preso, y él se acostaba todas las noches en el suelo para no gozar de una comodidad de que habían privado a aquél a quien él quería. ¿Quién, querido señor, quién se acostará en el suelo por nosotros?”.

La caída.