El sillón.

– Y éste es el sillón en el que me siento a menospreciar.

– Parece cómodo.

– ¡Qué sabrás tú!

 

– ¿Y vosotros? ¿Cuándo os animáis a tener un hijo? Ahora es el momento…

– ¿Por? ¿Han bajado de precio?

 

– Bueno mamá, todo listo. Me voy.

– Anda, dame un beso. Ten cuidado, y no te olvides de escribir.

– Eso espero, es un conocimiento básico.

Autor: Ricardo Vidal López

Mi experiencia está muy centrada en dos sectores: la formación y la seguridad. Para ambas cuestiones el estudio y el análisis son determinantes; el mundo cambia con rapidez y hay que adaptarse a ello. Y la mejor manera de hacerlo es a través de la innovación. Innovar no es sacar cosas de la chistera; innovar es mirar atrás para mejorar delante. Yo echo la mirada atrás a través de la lectura de la historia, de las ciencias sociales en general, de la literatura o el cine, y de casi cualquier otra cosa que mueva mi curiosidad. Es complicado establecer narrativas futuras cuando se ignora qué significa narrativa y aún peor cuando se desconoce la narrativa en la que cada cual anda inmerso: no se puede construir sin cimientos.