De polvos y lodos.

Es lo que tiene vivir en una sociedad hipotecada; el banco, ya se sabe, siempre cobra. Y para poder pagar tenemos que seguir pidiendo prestado. Yo no tengo claro si las medidas del gobierno servirán para algo, y creo además que pecan de injusticia en muchos casos; lo que parece evidente es que esas medidas no dejan de ser el cumplimiento de las órdenes que nos dan quienes nos prestan el dinero.

Continuar leyendo “De polvos y lodos.”

Erecciones Generales.

Me han dicho que estamos en campaña electoral. Ya mismo es la fiesta de la democracia, ¡qué alegría!, sólo nos faltarán unos chupitos para que sea una auténtica fiesta.

De entre todas las soplapolleces, sí, so-pla-po-lle-ces, que veo y oigo, solo ha habido una que me ha conmovido: Rajoy insinúa que podría cambiar la ley para que se fume en algunos bares. Una insinuación no es suficiente para votar; lo siento Mariano. Como soy español y andaluz sólo votaré al Senado porque se presenta un buen y capaz amigo, que además se lo curra como nadie. Los demás,…, a pelarla.

Continuar leyendo “Erecciones Generales.”

Aerofagia.

¿Cómo remover a los muertos en sus tumbas? No, no voy a hablar hoy de la memoria histórica. Voy a hablar de esa melonada llevada a cabo en San Sebastián y que han llamado Conferencia de Paz. Naturalmente he leído el comunicado emitido por los conferenciantes al dictado de ETA. Ya en el primer párrafo yerran el tiro, al denominar las acciones terroristas de ETA sobre España como “confrontación armada”. Y con unos postulados muy próximos a ETA afirman que se puede alcanzar una “paz justa y duradera”. En el primer punto del comunicado “se llama” a ETA a realizar una declaración de “cese definitivo de la actividad armada” (supongo que se refieren a los asesinatos, secuestros, etc.), y que pidan dialogar con España (“este país”) y Francia (“ese país”) “exclusivamente” -¡exclusivamente!- sobre las “consecuencias del conflicto”. Y en el punto 2 “se insta” a los gobiernos español y francés a que, en caso de que se realice esa declaración, le den la bienvenida e inicien conversaciones para tratar “exclusivamente” -¡¡exclusivamente!!- sobre las consecuencias del conflicto.

Continuar leyendo “Aerofagia.”