Criaturas lingüísticas.

El lenguaje es, entre otras cosas, un sistema de proyección de la realidad, por tanto un reflejo de lo social. Y al igual que la realidad, ocurre también que nuestra lengua se rige por un principio económico, en este caso el que nos evita explicitar lo implícito. Dicho de otro modo, el que nos evita tener que desdoblar un término cuando implica cuestiones relacionadas con el género (que nada tiene que ver con el sexo).

Además el lenguaje es un sistema contextual. Es decir, el contexto determina la forma en que captamos el mensaje. Existe un contexto lingüístico, también el contexto del emisor, y, por supuesto, el contexto del receptor. Y resulta que eso que se llama sexismo lingüístico, no está en el lenguaje, sino bien en el emisor, bien en el receptor.

Ahora tenemos el caso del término “criatura” que el Ministerio de Sanidad, a través de una cosa que se llama Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, quiere que sustituya al término “bebé”. A juicio de quienes se ocupan de esto en el Ministerio “criatura”, aunque de género femenino, no tiene marca de sexo, mientras que “bebé” parece ser que sí.

Continuar leyendo “Criaturas lingüísticas.”

Porque yo lo valgo.

verbal

Cuando uno ve en televisión uno de esos insustanciales debatuchos, en los que un puñado de políticos y periodistas de marca, o sea, con firma, disparan a bocajarro cualquier tipo de insidiosa metralla retórica contra el rival, uno echa de menos no la bendita libertad de expresión, no la sacrosanta libertad de información, sino la muy pequeña, modesta, personal y peligrosa libertad de pensamiento. Siempre tengo la sensación de que se esfuerzan menos que el guionista de los Teletubbies; únicamente repiten como un mantra el discurso oficial de su patrocinador. Y ello nos va derivando a una especie de guetto ideológico del que no se puede salir porque tras las alambradas están los guardianes armados con peligrosos y mortales adjetivos, los que acabarán socialmente con el evasor.

Continuar leyendo “Porque yo lo valgo.”