Roger Caillois: “… no era un funcionario diligente”.

Roger Caillois: ““… no era un funcionario diligente. Era optimista por pereza, cuando al político conviene serlo únicamente por cálculo o, más bien, fingir que lo es, para apartar de primera intención las dificultades inútiles o para intentar una pronta solución de los problemas”.

Poncio Pilatos. El dilema del poder.

Arturo Pérez-Reverte: “Otra hubiera sido la historia…”.

“Otra hubiera sido la historia de nuestra desgraciada España si los impulsos del pueblo, a menudo generoso, hubieran primado con más frecuencia frente a la árida razón de Estado, el egoísmo, la venalidad y la incapacidad de nuestros políticos, nuestros nobles y nuestros monarcas”.

El capitán Alatriste.