Más de lo mismo.

Una de las cosas más graciosas que podemos ver en el mundo parlamentario es la inexistente importancia que los parlamentarios dan a ese mundo. Hoy desayuno con la noticia de que el inefable ministro Wert no asistirá hoy al Congreso, donde se votará una moción para reprobar sus declaraciones sobre la españolización de los niños catalanes. No está nada mal como ejemplo de las obligaciones de aquellos que, para bien o para mal, nos representan a todos. Espero que el alma política de Wert sea recogida pronto por el psicopompo.

Continuar leyendo “Más de lo mismo.”

De polvos y lodos.

Es lo que tiene vivir en una sociedad hipotecada; el banco, ya se sabe, siempre cobra. Y para poder pagar tenemos que seguir pidiendo prestado. Yo no tengo claro si las medidas del gobierno servirán para algo, y creo además que pecan de injusticia en muchos casos; lo que parece evidente es que esas medidas no dejan de ser el cumplimiento de las órdenes que nos dan quienes nos prestan el dinero.

Continuar leyendo “De polvos y lodos.”

Erecciones Generales.

Me han dicho que estamos en campaña electoral. Ya mismo es la fiesta de la democracia, ¡qué alegría!, sólo nos faltarán unos chupitos para que sea una auténtica fiesta.

De entre todas las soplapolleces, sí, so-pla-po-lle-ces, que veo y oigo, solo ha habido una que me ha conmovido: Rajoy insinúa que podría cambiar la ley para que se fume en algunos bares. Una insinuación no es suficiente para votar; lo siento Mariano. Como soy español y andaluz sólo votaré al Senado porque se presenta un buen y capaz amigo, que además se lo curra como nadie. Los demás,…, a pelarla.

Continuar leyendo “Erecciones Generales.”

Aerofagia.

¿Cómo remover a los muertos en sus tumbas? No, no voy a hablar hoy de la memoria histórica. Voy a hablar de esa melonada llevada a cabo en San Sebastián y que han llamado Conferencia de Paz. Naturalmente he leído el comunicado emitido por los conferenciantes al dictado de ETA. Ya en el primer párrafo yerran el tiro, al denominar las acciones terroristas de ETA sobre España como “confrontación armada”. Y con unos postulados muy próximos a ETA afirman que se puede alcanzar una “paz justa y duradera”. En el primer punto del comunicado “se llama” a ETA a realizar una declaración de “cese definitivo de la actividad armada” (supongo que se refieren a los asesinatos, secuestros, etc.), y que pidan dialogar con España (“este país”) y Francia (“ese país”) “exclusivamente” -¡exclusivamente!- sobre las “consecuencias del conflicto”. Y en el punto 2 “se insta” a los gobiernos español y francés a que, en caso de que se realice esa declaración, le den la bienvenida e inicien conversaciones para tratar “exclusivamente” -¡¡exclusivamente!!- sobre las consecuencias del conflicto.

Continuar leyendo “Aerofagia.”

Alucino, vecino.

Comienzo con una buena noticia; he visto, en estos días, con verdadera satisfacción, que Pérez Tapias ha pedido su reingreso en la Universidad de Granada, desde donde estoy seguro que podrá hacer más y mejor por la sociedad española que desde un escaño en el Congreso, donde yo particularmente no he entendido ni desde luego apreciado su labor. La Universidad de Granada está de enhorabuena.

Continuo con una confesión; no mía, no. He visto en “El País” un breve reportaje de Roman Polanski en el que dice que se arrepiente: “Sí, sí, naturalmente,…, pero de eso ya hace 34 años… Claro que me he arrepentido” […] “Yo ya estuve en la cárcel y cumplí mi condena”. Se refiere al asuntillo aquel de la violación de una chiquilla.

Continuar leyendo “Alucino, vecino.”

Seriedad, transparencia y otros cuentos chinos.

En términos generales tenemos una clase política de bajo nivel que ha ido pervirtiendo la integridad de las administraciones públicas. Y es quizá esa percepción, ya mayoritaria, la que nos debería reconducir a una renovación del contrato social. Parece que hoy se aplica el concepto de “dinamismo” a todo, la calidad, la prevención, la seguridad, menos al Contrato Social que se muestra estático. Plantear una reforma constitucional sin consultar a los ciudadanos es una forma de eludir ese Contrato Social. Nuestra Constitución tiene ya más de 30 años, y como la gran mayoría de españoles de esa edad está en el paro; un gran número de personas, ciudadanos, con derecho a voto y obligaciones legales se la han encontrado así; nunca han votado por ella, nunca han tenido la opción de pronunciarse. Ahora también se hurta ese derecho. A nuestra clase política le encanta hablar de diálogo y consenso, pero no va más allá de una charla de bar.

Continuar leyendo “Seriedad, transparencia y otros cuentos chinos.”

De campaña.

Los que hayáis tenido la santa e infinita paciencia de leer algunas de mis notas -os recomiendo todas; son elegantes, incorrectas e inteligentes- os habréis enterado de que he sido, desde muy joven, ávido lector de filósofos clásicos, amén de otras mil cosas perversas y viciadas. Tengo un hermano que, ya desde muy jóvenes, me decía que tanto libro me dañaría la cabeza. Y, en ciertos, bastantes, aspectos, ha tenido razón. Algunas de mis ideas, inflamadas, se han convertido en chichones. Si viviéramos en una biblioteca me iría mejor, pero no es así; y, bueno, tampoco está mal. A lo mejor, por eso veo las cosas de otra manera.

“Moby Dick” comenzaba con “llamadme Ismael”. Todos, más o menos, recordaréis el contenido de la novela: la lucha de ZP contra los mercados con Pe Punto por testigo. ¡Ah, no!, la de Ahab contra la ballena blanca, con Ismael para certificar la defunción de su jefe. Casualidades político-novelescas.
Continuar leyendo “De campaña.”

¿Qué paso con…? el sentido común.

Estaba leyendo hace unos días un articulo sobre mi admirado Mencken y me encontré con una frase suya sobre Franklin D. Roosevelt: “Fue el primer americano en penetrar en las profundidades de la estupidez del vulgo. Nunca cometió el error de sobreestimar la inteligencia de la muchedumbre”. Los que me conocéis habréis inferido certeramente que de forma inmediata yo me acordé del desacompasado Zapatero y su desafinada orquesta.

Continuar leyendo “¿Qué paso con…? el sentido común.”

¿Tenemos cambio?

Hace cinco día el Capitán Zapatero dijo que iba a cambiar al Ministro de Trabajo, nada más. Pero como ya estamos demasiado acostumbrados a sus golpes de efecto no ha sorprendido a nadie la amplitud de los cambios.

Un gran paso el que ha dado Zapatero esta mañana, ¡sí señor! Realmente sólo hecho de menos a Belén Esteban como Ministra de Relaciones Institucionales o algo así. Por lo demás, el premio a Trinidad Jiménez por perder en Madrid estaba cantado. Curiosamente adquieren más poder también los apoyos principales de Trinidad en las primarias: Rubalcaba y Blanco. Aunque con más peso político el primero.
Continuar leyendo “¿Tenemos cambio?”