Esa puta vestida de verde.

Así llamó Cortázar a la esperanza. En España llevamos unos años oscilando como un cencerro entre la desesperación y el hastío. Si Zapatero fue el insulso líder de una política feérica, Rajoy lo es de otra constelada de drama y tragedia, puesto que don Mariano, como Pandora, cerró su ánfora antes de dejar salir a la esperanza. Sus últimas medidas lo demuestran como también demuestran que este Gobierno es refractario a una idea de democracia laica y no militarizada.

Continuar leyendo “Esa puta vestida de verde.”

Como un marrano capao.

Me viene ocurriendo una cosa desde hace ya algunos años. Es lo siguiente: me pone de muy mala leche que cuando algunos llegan al poder creen que éste es algo parecido al mando cuartelero. Es inaceptable que aparezca por ejemplo una María Dolores de Cospedal con la carajada de que hay “grave ignorancia” en los abucheos al PP, a propósito de la manifestación contra el directo de izquierda europeo al mentón de la doctrina Parot. Cuando gobernaba Zapatero, de infausto recuerdo, he citado muchas veces aquella frase de Lichtemberg que decía que “hay ineptos entusiastas. Gente muy peligrosa”. Zapatero, el hijo del viento, fue barrido por los vientos de la historia, pero la frase aún tiene pleno sentido.

Continuar leyendo “Como un marrano capao.”

El abejorro.

Soy de las personas que en política la tiene pendulona. Me explico: basta con que un partido llegue al Gobierno para que automáticamente me empiece a poner enfrente. Si gobierna la izquierda, bueno el PSOE, lo que quiera que sea, me pongo cercano al PP, lo que quiera que sea, que desde luego no es centro. Y ahora que están éstos pues ahí estoy, cerca de… cerca de… cerca de… pues eso, enfrente.
La falta de sensibilidad social que está demostrando el Gobierno es inquietante, la ausencia de la tan reclamada, por el inaudito Zapatero, pedagogía para con la ciudadanía, inexistente. El discurso del Gobierno no es, desde luego, lo que podríamos llamar chispeante.

Continuar leyendo “El abejorro.”

De polvos y lodos.

Es lo que tiene vivir en una sociedad hipotecada; el banco, ya se sabe, siempre cobra. Y para poder pagar tenemos que seguir pidiendo prestado. Yo no tengo claro si las medidas del gobierno servirán para algo, y creo además que pecan de injusticia en muchos casos; lo que parece evidente es que esas medidas no dejan de ser el cumplimiento de las órdenes que nos dan quienes nos prestan el dinero.

Continuar leyendo “De polvos y lodos.”

Esto se acaba.

Se suele decir que aquello que no te mata te hace más fuerte; esté año estoy como Hércules (el de Alicante no, el otro). Sí, llega el tiempo del balance anual. Personal, claro. Ahora no nos audita Hacienda sino nosotros mismos. A veces es peor. Examinar qué de bueno y malo nos ha traído el año, y cómo nos hemos comportado con respecto a todo y a todos.

Entre las cosas buenas dos muy importantes: la marcha de Zapatero y la promesa de Lucía Echevarría de no escribir más novelas. Entre las malas, la disipación de Leire Pajín. Aunque creo que Ana Mato irá por carriles similares.

Continuar leyendo “Esto se acaba.”

Seriedad, transparencia y otros cuentos chinos.

En términos generales tenemos una clase política de bajo nivel que ha ido pervirtiendo la integridad de las administraciones públicas. Y es quizá esa percepción, ya mayoritaria, la que nos debería reconducir a una renovación del contrato social. Parece que hoy se aplica el concepto de “dinamismo” a todo, la calidad, la prevención, la seguridad, menos al Contrato Social que se muestra estático. Plantear una reforma constitucional sin consultar a los ciudadanos es una forma de eludir ese Contrato Social. Nuestra Constitución tiene ya más de 30 años, y como la gran mayoría de españoles de esa edad está en el paro; un gran número de personas, ciudadanos, con derecho a voto y obligaciones legales se la han encontrado así; nunca han votado por ella, nunca han tenido la opción de pronunciarse. Ahora también se hurta ese derecho. A nuestra clase política le encanta hablar de diálogo y consenso, pero no va más allá de una charla de bar.

Continuar leyendo “Seriedad, transparencia y otros cuentos chinos.”

Machismo y literatura. ¡Ja!

Hace unos días, curioseando en Internet, y porque en algunos aspectos soy víctima de un cierto tipo de estupidez con perspectiva de género, me encontré con una especie de articulito/panegírico del año 2009 intitulado “Isabel Allende contra el machismo en literatura”. Contra mi costumbre habitual os dejaré el enlace, actualidadliteratura.com/2009/12/23/isabel-allende-contra-el-machismo-en-la-literatura, para que podáis apreciar no sólo lo mal redactado que está sino también lo absolutamente ridículo de algunas de sus afirmaciones. A mitad de la primera frase, o como coño se denominen ahora las “frases”, ya me siento estafado: “Como todos sabemos Isabel Allende es una gran escritora sudamericana…”; pues sí, todos lo sabemos, …, o no. En fin, os recomiendo vivamente que aparquéis vuestros cerebros durante dos minutos y leáis esa mierda de artículo.

Continuar leyendo “Machismo y literatura. ¡Ja!”

Etica y bufonada.

 

Lo acabamos de ver: Izquierda Unida estrena un Código Ético el mismo día en que imputan a su líder en Sevilla. Ahora están indignados, como es natural contra la jueza; “es una vergüenza para la justicia de este país,…” bla, bla, bla… Son palabras de Cayo Lara, que también afirma que su código ético es “taxativo”. De ambas cosas yo deduzco una: que o bien no es “taxativo”, o bien que el camarada Lara desconoce el significado de tan poco cordial término. Pero como el sentido del humor de nuestros políticos es casi inagotable emplaza a Zapatero y Rajoy a que suscriban el denominado rimbombantemente “Compromiso Etico por la Regeneración de la Democracia”, y que yo, con aspiraciones más modestas, llamo el “papelillo de IU”. Pienso, que una vez que Zapatero y Rajoy, vean como se aplica lo suscribirán sin problemas.

 

Continuar leyendo “Etica y bufonada.”

Acerca de la imperiosa necesidad de limitar legalmente el número de mangurrinos.

Parece que Izquierda Unida, que no debe tener nada mejor que hacer, critica por boca un parlamentario andaluz que el Obispo de Córdoba haya visitado algunos colegios, calificando estos hechos como “escandalosos” y un repugnante recuerdo de “deleznables épocas pretéritas”. En algún foro de la prensa he leído un comentario de algún ilustrado que pide la dimisión del obispo por franquista.  Pero con ser esto de una gravedad extrema, como bien se ve, se da aun un hecho peor, y es que algunos niños que no cursan Religión Católica “han tenido que ver” al Obispo. No se yo si podrán recuperarse de tan horrenda impresión.

Continuar leyendo “Acerca de la imperiosa necesidad de limitar legalmente el número de mangurrinos.”

Ilegitimidad.

Quién nos iba a decir que una sola letra, la ERE, nos traería tanta vergüenza. Vaya usted a saber que hay detrás de todo esto, pero el espectáculo que nos da nuestra “clase” política es verdaderamente ruin. Parecen surgir las voces de unos y otros desde el profundo EREbo. Y yo, como un EREmita, procurando no atender demasiado al teatrillo que se están montando. Mientras unos intentan la EREcción de sus argumentos, los otros, bueno, los otros, ere que ere… ¿En qué quedará todo? Ya vEREmos.

Continuar leyendo “Ilegitimidad.”