Ricardo Vidal López 21 febrero, 2013

– ¡Nena! Menea el culo rapidito y súbeme un café con dos bollitos, anda guapa. ¡¡Pero ya!!
Al otro lado del teléfono se oye una voz varonil que dice:
– ¡Gilipollas! Te has equivocado de extensión. ¿sabes con quién estás hablando? Estás hablando con el director general, ¡¡imbécil!!
Y el otro contesta:
– ¡¡Y tu que, explotador de los huevos!! ¡¡Pedazo de hijoputa!! ¿Sabes con quién estás hablando?
El director general responde:
– No.
Y el empleado contesta:
– Uff, menos mal… – y cuelga.