Ricardo Vidal López 23 febrero, 2013

Debido a ciertos problemillas, un medico le receta a una mujer testosterona (una hormona masculina, por si alguien no lo recuerda). Esta mujer vuelve a la consulta al cabo de unas semanas.
– Doctor, doctor, estoy preocupada por los efectos secundarios que me esta produciendo la testosterona.
– ¿Como qué?
– Pues para empezar me esta creciendo bastante el pelo en sitios donde nunca antes me había salido.
– Bueno, pero eso es un efecto perfectamente normal y pasajero de la testosterona… ¿Dónde exactamente le ha salido este pelo?
– En los huevos.