De crucero.

Esta era una pareja con 30 años de matrimonio; están en un crucero por el atlántico. La esposa, al ver la maravilla del mar, muy románticamente le pregunta al esposo:
– Mi amor, si caigo al agua, ¿me salvarías?
El esposo contesta:
– Si te digo que sí, ¿te caerias?