Ricardo Vidal López 4 agosto, 2013
William Saroyan: “En un estado democrático, cada hombre es el igual de cualquier otro, en el mismo grado de esfuerzo, aunque después cada hombre es libre de esforzarse en obrar bien o mal, en desarrollarse a su gusto noble o tontamente”.
La comedia humana.