José Ortega y Gasset: “Toda ética que…”.

“Toda ética que ordene la reclusión perpetua de nuestro albedrío dentro de un sistema cerrado de valoraciones, es ipso facto perversa”.
Meditaciones del Quijote.