John William Polidori: “… cultivó más su imaginación…”.

John William Polidori: “… cultivó más su imaginación que su buen juicio. Por consiguiente, alimentaba los sentimientos románticos del honor y el candor, que diariamente arruinan a tantos jóvenes inocentes”.
El vampiro.