Ricardo Vidal López 17 junio, 2014
– Bienvenido a Bershka, ¿Qué buscaba? 
– Hola, guapa, ¿chupas? 
– Sí. En la sección de invierno. 
– Va, pues allí nos vemos.
– Eres la chica más guapa que he conocido en mi vida!
– Tú lo que quieres es acostarte conmigo….
– Anda, y además eres la más lista!!
– Buenos días, venía a que revisara esta rueda, que me ha
dicho mi mujer que se desgasta mucho.
– ¿Está desequilibrada?
– Una puta loca, igual que su madre.
–  ¿Puede usted
trabajar dado el estado en el que se encuentra?
– ¿Y cuál es ese estado? 
– El Español
– ¿Me das una rebanadita de pastel? 
–  Pero así, súper
chiquitita , que estoy a dieta. 
– ¿Así, como las otras siete? 
– Sí, porfa
Soy disléxico, bipolar y daltónico y odio confundir los
colores jorro y derve porque me encanta.
– Anoche, al fin, salí con ella. Leímos a Góngora, hablamos
de la generación del 27 y paseamos bajo las estrellas.
– ¿Fea, no?
– Como un demonio.
– Cari, ¿tú crees que soy tonta? 
– Afirmativo 

– Venga diiii… ¿si o no?