Ricardo Vidal López 10 julio, 2016

Anton Chejov: “…, pero con nuestro sueldo de empleados, cada céntimo tiene su valor. Gasta uno sin hacer caso algunos céntimos y luego no duerme en toda la noche”.

Los hombres están de más.