Ricardo Vidal López 7 septiembre, 2021

Vasco Pratolini: “El corazón del hombre es un mecanismo de precisión, provisto de algunas palancas esenciales, que resisten al frío, al hambre, a la injusticia, a los malos tratos, a la traición, pero que el destino puede vulnerar como el niño al ala de la mariposa. El corazón sale de ello con el latido cansado; desde ese momento, el hombre se hará quizá mejor, más fuerte, y acaso también más decidido y consciente de su obra, pero no encontrará ya en su espíritu esa plenitud de vida y de humores en la que siempre roza la felicidad”.

Crónica familiar.