¡Señor, qué tropa!

Cada día más tengo la impresión de que nos gobierna gente que sabe mucho de muchas cosas, pero ignoran algunas otras, que, en mi opinión, son muy importantes: sumar y restar. Solo así puedo entender las equivocaciones que cometen, por ejemplo con la ayuda de 420 euros a los parados. Porque si saben sumar y restar entonces no se han equivocado, o bien han mentido o bien no tienen ni puñetera idea de cómo salir del atolladero y están dispuestos a aguantar como sea hasta la coincidencia en la gobernanza mundial con el otro líder planetario.
Ahora que tienen la boca llena de “la presion fiscal es menor que cuando gobernaba el PP”, yo digo que me importa literalmente un carajo la presión fiscal del año 2004 (pero aprovecho para recordar que en 2004 todos vivíamos bastante mejor en términos económicos, por lo que la presión fiscal no se notaba como una amenaza mortal) y que no sólo espero sino que exijo a mis gobernantes que gestionen hoy con los criterios y realidades de hoy. Porque me pone al borde del vómito ver que nuestros políticos son como mis dos hijos de 9 años: papá, papá, que el hermano me ha dicho tonto. Pues éstos igual: ciudadanos, ciudadanos, que el PP tenía más presión fiscal. Pues ¡hala!, ¡los dos castigados, coño! A ver chicos, de dónde leche sale la idea de que en una situación como la actual, el Estado puede dirigir la demanda incrementando un gasto público que requerirá un incremento de impuestos, que a su vez hará que dispongamos de menos dinero para incrementar el consumo. Porque no dejáis ya el viejo manual de economía y estudiáis un poco la situación.

¿Y sabéis una cosa de la que estoy hasta la mismísima punta? De que hagan reflexiones. Por ejemplo, José Blanco, Ministro de Fomento: lo de la subida de impuestos era una “reflexión personal”. Pero para genialidad lo que ha dicho hoy: “Los que cobran 50000 euros, como yo, no son necesariamente ricos”. Fabuloso. Mi Leire hace en su blog unas “reflexiones” sobre una política fiscal solidaria que no tienen desperdicio.

Pero hay más noticias de interés. Por ejemplo, el Ministro Corbacho afirma que el paro “no pasará del 20% excepción hecha de que, aunque no creo que vaya a pasar, la población activa suba hasta los 23,5 millones de personas en el último trimestre”. Extraordinario. Pero se puede mejorar: Elena Salgado, Ministra de Economía, ha negado hoy el supuesto de Corbacho. Esperaré a que José Blanco se pronuncie para decidirme por uno de estos dos. No sé, pero parece que están más perdidos que un skin head en una biblioteca.

La producción industrial cae un 17% en julio. Pero como ya hemos iniciado la senda de la recuperación y el pesimismo es antipatriótico hay que decir que esto va mejor.

Otra noticia muy buena es que ZP se ha comprometido a ser “pedagógico” cuando explique al sufrido pero solidario ciudadano el asuntillo de la subida de impuestos. O sea, que de nuevo nos tratará como a tiernos infantes.