Barón D’Holbach: “a los errores…”

Barón D’Holbach: “a los errores consagrados por la religión se deben la ignorancia y la incertidumbre en la que se halla el hombre respecto a sus más evidentes deberes, a sus derechos más manifiestos y las verdades más demostradas: en casi todos los climas, no es sino un cautivo degradado desprovisto de grandeza de alma, razón y virtud, a quienes los inhumanos carceleros jamás permiten ver la luz.”

Marcel Proust: “… me vuelvo hacia mi alma…”

Marcel Proust: “… me vuelvo hacia mi alma. Ella es la que tiene que dar con la verdad. Pero ¿cómo? Grave incertidumbre ésta, cuando el alma se siente superada por sí misma, cuando ella, la que busca, es justamente el país oscuro por donde ha de buscar, sin que le sirva para nada su bagaje. ¿Buscar? No sólo buscar, crear”.

Por el camino de Swann.