Miguel de Unamuno: “Y si véis que…”.

“Y si veis que el que queréis se ha caído en una laguna de fango y aunque sea en un pozo negro, en un albañal, echaos a salvarle, aun a riesgo de ahogaros, echaos a salvarle…, que no se ahogue él allí…, o ahogaros juntos… en el albañal…, servidle de remedio, sí, de remedio…, ¿que morís entre légamo y porquería?, no importa…”.
La tía Tula.