Marcel Proust: “Porque a sus celos,…”.

Marcel Proust: “Porque a sus celos, que se habían tomado más trabajo que aquel de que habría sido capaz un enemigo suyo, para asestarle el golpe y darle a conocer el dolor más grande de los que hasta entonces sintiera, a sus celos no les parecía aún que habría sufrido bastante y querían herirle todavía más hondo”.

Por el camino de Swann.

Roger Caillois: “… no era un funcionario diligente”.

Roger Caillois: ““… no era un funcionario diligente. Era optimista por pereza, cuando al político conviene serlo únicamente por cálculo o, más bien, fingir que lo es, para apartar de primera intención las dificultades inútiles o para intentar una pronta solución de los problemas”.

Poncio Pilatos. El dilema del poder.