Como un marrano capao.

Me viene ocurriendo una cosa desde hace ya algunos años. Es lo siguiente: me pone de muy mala leche que cuando algunos llegan al poder creen que éste es algo parecido al mando cuartelero. Es inaceptable que aparezca por ejemplo una María Dolores de Cospedal con la carajada de que hay “grave ignorancia” en los abucheos al PP, a propósito de la manifestación contra el directo de izquierda europeo al mentón de la doctrina Parot. Cuando gobernaba Zapatero, de infausto recuerdo, he citado muchas veces aquella frase de Lichtemberg que decía que “hay ineptos entusiastas. Gente muy peligrosa”. Zapatero, el hijo del viento, fue barrido por los vientos de la historia, pero la frase aún tiene pleno sentido.

Continuar leyendo “Como un marrano capao.”

¿Qué paso con…? el sentido común.

Estaba leyendo hace unos días un articulo sobre mi admirado Mencken y me encontré con una frase suya sobre Franklin D. Roosevelt: “Fue el primer americano en penetrar en las profundidades de la estupidez del vulgo. Nunca cometió el error de sobreestimar la inteligencia de la muchedumbre”. Los que me conocéis habréis inferido certeramente que de forma inmediata yo me acordé del desacompasado Zapatero y su desafinada orquesta.

Continuar leyendo “¿Qué paso con…? el sentido común.”

Acto Complutense.

Interesante el acto celebrado en la Complutense en defensa de Garzón. Interesante cómo vuelven a remover a los muertos en sus tumbas, cómo el rencor vuelve a tener un papel protagonista y cómo la falsedad y la irracionalidad se hacen dueñas de la situación.

El teatrillo se montó con la excusa de que Garzón va a ser juzgado por juzgar el franquismo. Vale como excusa, pero no es ese el motivo de que Garzón halla sido imputado. Sino la prevaricación, es decir, la resolución adoptada a sabiendas de que es injusta. Y parece ser que Garzón intenta saltar los límites de la Ley omitiendo el principio de legalidad penal, es decir, no hay delito si una conducta no ha sido tipificada como tal antes de su realización, y la prohibición de la aplicación retroactiva de la ley penal. Claro está que es discutible si cometió o no el delito, pero para eso precisamente están los Tribunales, en este caso el Supremo, y no esta panda de soplagaitas que de forma descarada y premeditada (no pueden ser tan ignorantes) mentían en el acto de ayer. Independientemente, claro, de que el papel de los sindicatos no debería ser el que vienen  llevando a cabo en los últimos tiempos: hacerle la pelota al Gobierno y promover actos de supuesta “justicia” sobre asuntos históricos.

Continuar leyendo “Acto Complutense.”

Fe y esperanza.

Entiendo perfectamente que nuestro amigo y presidente Rodríguez Zapatero haya viajado hasta Washington para asistir a misa con el Nobel de la Paz. Y lo entiendo porque a pesar de lo que digan sus enemigos nuestro presidente es un hombre de fe. Uno de los grandes periodistas de la historia –tranquilos, no es María Antonia Iglesias- definía la fe como “una creencia ilógica en que lo improbable sucederá” [H. L. Mencken]. Nuestro presidente ha dado sobradas muestras de tener una fe ciega, que es como debe ser la fe, en su propia política. Sin embargo cuando pienso en nuestro Presidente a mí me viene a la mente aquella cosa que escribió Lichtemberg: “Hay ineptos entusiastas. Gente muy peligrosa”.

Continuar leyendo “Fe y esperanza.”

Rosas y coles.

Un Centauro en el Desierto

“Un idealista es alguien que, notando que las rosas huelen mejor que las coles, concluye que también harían mejor sopa” HENRY LOUIS MENCKEN.

Desde mi pesimismo antropológico no puedo comprender ni compartir esa bonachona simpleza con la que algunos políticos vienen hablando (por cierto, más tiempo del que yo vengo escuchando) sobre la “mirada positiva”; que traducido viene a ser algo así como que si deseamos que algo ocurra ocurrirá si lo deseamos suficientemente. Esta política de cuento de hadas la vienen sosteniendo algunos políticos que se sitúan en una supuesta superioridad moral (la de cierta izquierda “progresista”, “conlacaralaváyrecienpeiná” –exenta de los escándalos de los ’80 y ‘90”).

Continuar leyendo “Rosas y coles.”