Ricardo Vidal López 17 enero, 2010

De un nombre tan rimbombante como “Coalición de Creadores” no podía salir nada bueno. Que el proyecto de ley del Gobierno construya una Comisión de Propiedad Intelectual es un privilegio que se les otorga a los propietarios de derechos de autor frente a los titulares de otro tipo de derechos. Esta Comisión, perteneciente al Ministerio de Cultura, será la encargada de iniciar los procedimientos administrativos contra las webs. Como es natural el procedimiento no será ni inmediato ni simple. De todas las reacciones y declaraciones que he leído me quedo con la del chico que tenía un abuelo picador, allá en la mina: “si en tu boda pagas por los langostinos, también tienes que pagar por la música”. Y además insinúa que se haga cargo de esto la Guardia Civil. Vivir para ver.

A otra cosa, mariposa. En la cruzada antitabaco leo hace unos días en El País datos abrumadores sobre lo pernicioso que este vicio resulta. Tras una amplia enumeración de la responsabilidad del tabaco en la salud terminan con “uno de cada cuatro varones fallecidos anualmente lo es por fumar” en España. Interesante dato. Supongo que al no ofrecer datos de mujeres es que a ellas no les afecta. Por tanto, propongo que al igual que con el tema del aborto esto se gestione desde el Ministerio de Igualdad y no desde Sanidad. Porque lo suyo es que solo nos prohíban fumar a los hombres. Bueno, en serio. Si hay que prohibir el tabaco que lo hagan, pero que se dejen de moralina y solidaridad con el no fumador y todas las zarandajas que van diciendo. A ver cuando estos chicos dejan de preocuparse por nuestra salud física y moral y se dedican a lo que realmente importa.

El laberinto europeo se sigue complicando; si ya anteriormente no era un modelo de virtud, ahora, con la inclusión de otro presidente puede ser hasta divertido. Veamos. Tenemos por un lado al Presidente de la Comisión, algo así como el Jefe del Ejecutivo. Este Presidente es nombrado por los Jefes de los Gobiernos Europeos, y, a su vez, nombra a los Comisarios, algo así como los Ministros de Europa. Siempre me ha resultado cuanto menos curioso que el Presidente de la Comisión no sea nombrado por el Parlamento Europeo, que al fin y al cabo, es elegido por los ciudadanos para hacer Europa. Este tipo de hechos nos muestran bien a las claras como se construye Europa. Además existe el Presidente de Turno del Consejo de la Unión Europea, que va rotando cada seis meses entre los Presidentes de Gobierno de los países miembros. Es decir, tenemos un montón de gente elegida para estar en Europa pero Europa la gobierna alguien no elegido para ello. Puro artificio, ingeniería política se dice ahora. Ahora también tenemos recién estrenado el cargo de Presidente del Consejo Europeo, éste de carácter permanente, en cuyo nombramiento, por supuesto, tampoco interviene el Parlamento Europeo. Tampoco el Parlamento intervendría en su destitución. Lo haría el Consejo Europeo por mayoría cualificada. Estas cuestiones ponen de manifiesto un pequeño problema de legitimidad que parece ser sólo interesa a los filósofos.

Nuestro irrelevante Hijo del Viento irá a Misa con Obama el mes próximo. Tengo una amiga pija que cuando escucha cosas graciosas dice algo así como “¡ay, que me hago pis!”. Yo no soy pijo, así que me descojono. Estoy deseando ver el blog de Pajín a ver que dice. Seguro que no tiene desperdicio. Entre las correcciones más divertidas de la semana tenemos la de ZP a José Blanco sobre los escáneres corporales y las de Elena Salgado a Celestino Corbacho sobre los datos de la economía sumergida. ¿Es que no hablan entre ellos?

Por cierto, hace días, en otro post hablaba del juez Serrano. Ya ha sido vetado en Canal Sur. Jesús Quintero había programado y anunciado una entrevista con el juez que ha sido “pospuesta”. La libertad de prensa sigue siendo un concepto por descubrir en demasiados sitios.

He sentido vergüenza hoy viendo a nuestra Vicepresidenta en Haití, haciendo declaraciones altisonantes en una situación tan catastrófica como la que se vive allí. Si quieren colaborar que se dejen de viajar ellos con las cámaras de tv detrás y manden un hospital de campaña que es lo que se necesita.