Ricardo Vidal López 2 diciembre, 2010

Hace unos días murió el actor Leslie Nielsen, protagonista de “Agárralo como puedas”. La forma de gobernar de ZP me recuerda mucho a la forma en que se comportaba el personaje de éstas películas: torpe, bobo, despistado, sus propios compañeros nunca sabían lo que iba a hacer, … Zapatero, nuestro Gran Timonel, vuelve a girar su política, sorprendiendo incluso a sus ministros, después de asegurarnos el pasado domingo que no serían necesarias más reformas.

La medida que más ruido está haciendo es el fin del subsidio de 426 euros. Ayer el “hijo del viento” la retiró; antesdeayer el Ministro de Trabajo dijo en el Congreso que estaban trabajando para ligar esa ayuda a la formación.

Según el Ministerio de Fomento AENA vale unos 18000 millones de euros; la privatización del 49% supondría unos ingresos de 9000 millones que aún no se sabe si irían a parar a nuestras depauperadas arcas públicas o a aliviar la deuda (unos 12000 millones) de la propia AENA. Además saldrían a concurso público los Aeropuertos de Barcelona y Madrid. Convergencia y Unió ya ha dicho que hay gato encerrado.
El día terminó ayer para el inconmensurable José Luis con una entrevista a una cadena de televisión americana en la que afirmó que España volvería a crecer en 2011 y en 2012 lo haríamos por encima de la media. No tiene remedio el tío.
Personalmente, desde anoche, estoy convencido de que éste mequetrefe político no va a tener más remedio que convocar elecciones porque tengo claro que nos lleva a la más absoluta ruina. Hoy, leyendo la prensa, veo en bastantes artículos de cronistas parlamentarios la sospecha, más que sólida, de que las medidas fueron improvisadas, puesto que después del anuncio (tardó menos de 3 minutos en comunicar las medidas al Congreso) no había ningún documento que las explicara, y al parecer, tardaron un rato en confeccionar el mismo.
Anoche también me enteré de una noticia que hizo vibrar mi alma como una cuerda de arpa. Resulta que la Consejería de Medioambiente de la Junta de Andalucía ha publicado una “Guía sobre comunicación socioambiental con perspectiva de género”, que se ha repartido en unas Jornadas sobre Ecofeminismo. Juro que casi lloro escuchando algunos ejemplos de lo que dice esta simpar guía; ya entra casi en la normalidad cambiar expresiones como “futbolista” por “quien juega al fútbol”, o “los profesionales experimentados” por “los profesionales con experiencia” o, aún más, “los andaluces” por “el pueblo andaluz”; pero, atención, dice este panfleto que habría que cambiar expresiones como “no llores como una mujer” por “no llores, pues no tienes motivo para ello”. Pero la que casi me hace llorar fue “el señor Páez estuvo magnífico en su intervención y su acompañante la señora Martínez iba muy elegante” que debería ser sustituida por la más correcta “el señor Páez estuvo magnífico en su intervención, la señora Martínez realizó unas aportaciones muy inteligentes durante el debate”. ¿Quién carajo había hablado de debate?
Lo peor de todo es que además, en este año que conmemoramos el centenario del nacimiento de Miguel Hernández, me vengo a enterar por medio de esta guía que su poesía no es nada correcta:
Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos
¿Cómo se puede ser tan machista, Miguel? Al loro, que yo te enseño:
Pueblo andaluz de Jaen,
Profesionales de la recogida de aceituna con altivez
¿Se puede ser más tonto? Pues claro. Nuestra Presidenta, José Antonio “Pepe” Griñán nos alertaba hace pocos días en otro congresillo contra el “neomachismo reaccionario”, que viene a ser cualquier forma de protesta contra la ideología de género.