Ricardo Vidal López 3 febrero, 2010

Tras el descubrimiento público de que Obama no viene a ver a Zapatero empiezo a escuchar algunos análisis de porqué nuestro presi va a misa en Washington. El más oído es que como sabía que no vendría ésta sería la única oportunidad de tener una foto con el co-líder. Vista ya la política que hace este hombre doy bastante crédito a esta opinión.

He oído unas declaraciones de la chica ésta que es medio vidente, mi Leire, que viene a afirmar que lo importante es que se ven mañana en Washington y que existe una coincidencia de visión entre Europa y EEUU que antes no había. Nos anuncia que su majestad Jose Luis I el Sostenible hará “un buen discurso de convicciones y de responsabilidad” y lo hará en español. O sea, más de lo mismo. Cada día me acuerdo más de lo que Eisenhower aplicaba, creo que a los intelectuales: “hombre que usa más palabras de las necesarias para decir más cosas de las que sabe”.

Como está chica vale para todo también ha comentado que lo de la jubilación a los 67 años era “una propuesta, el inicio de un debate, de una reflexión que el Gobierno lanzó para precisamente ser discutida, ser matizada, debatida y consensuada”. De verdad, cuándo puñetas se van a enterar que un Gobierno debe gobernar y no dirigir la reflexión de un país. Simultáneamente otro miembro del Gobierno, esta vez de género masculino, se felicita por haber “abierto el debate” de las jubilaciones. Otro filósofo… aunque con un cierto sentido práctico. En una entrevista en la Cope afirma que cuando dijo que no llegaríamos a los cuatro millones de parados se refería al año 2009. Ya te vale, Celestino.

Se celebra estos días en Cádiz un evento de gran calado que se denomina Cumbre Europea de Mujeres en el Poder, capitaneado por nuestra simpar Bibiana Aido. Todo estupendo, de verdad.

En tanto van sucediendo estas cosas sale a relucir el espíritu jesuita de nuestros sindicatos mayoritarios. Quieren que todo quede como está. Ya sabéis lo que decía Ignacio de Loyola, “en tiempo de tribulación no hacer mudanza”. Todo lo contrario parece que quiere el líder del PSOE en Castilla-La Mancha: reducción de ministerios. Le responde el titular de esa vicepresidencia que nadie sabe para que sirve; el señor Chaves contesta con firmeza que esa decisión la toma en exclusiva el Presidente del Gobierno, para añadir a continuación que “lo demás son debates inútiles que no sirven absolutamente para nada”. Efectivamente, el debate que sí sirve es de Corbacho y Pajín.